.

Señales de problemas con el turbocompresor

Señales de problemas con el turbocompresor

Señales de problemas con el turbocompresor

El turbocompresor, o "turbo" para abreviar, es una parte integral de su vehículo. Trabaja para crear un sistema de combustible potente y eficiente, al mismo tiempo que minimiza las salidas dañinas para el medio ambiente.

Para hacer funcionar su motor, el aire se mezcla con combustible, que luego se enciende, es decir, se quema, para generar energía. Esencialmente, cuanto más aire haya en el cilindro, más combustible se puede quemar. Aquí es donde entra en juego el turbo. El turbo aspira aire adicional al cilindro, lo que finalmente ayuda a quemar más combustible y a generar potencia adicional. Esto da como resultado una mayor fuerza para hacer que su automóvil vaya más rápido mientras reduce los desechos de escape que de otro modo se emitirían al aire como contaminación.

como funciona un turbo compresor

6 síntomas que indican problemas con el turbo

Como ocurre con la mayoría de los componentes que componen un automóvil, los turbos no son inmunes a fallas o averías. En esta publicación, exploraremos seis síntomas comunes de los problemas del turbo, para que pueda atenderlos antes de que se produzcan daños adicionales en su vehículo.

1) Mala aceleración

La función principal del turbo es aumentar la potencia del motor. Una mala aceleración equivale a una potencia reducida, donde el culpable bien podría ser el turbo. Si recibe una respuesta retrasada de su automóvil cuando pisa el acelerador, o si no coincide con la velocidad a la que está acostumbrado, podría ser el momento de buscar un mecánico con experiencia en sistemas turboalimentados.

2) Mayor consumo de gasolina

Otra función principal del turbo de su automóvil es generar una mejor economía de combustible. Los viajes más frecuentes a la estación de servicio y / o una disminución notable en los kilómetros por litro de su coche podrían indicar un turbo defectuoso. Una posible causa de falla: combustible crudo que se escapa del turbo al escape sin nunca quemarse.

3) Exceso de humo de escape

Los turbos están diseñados para reducir drásticamente la cantidad de humo que sale del tubo de escape. El humo excesivo es un síntoma de un turbo defectuoso, específicamente una grieta en la carcasa del turbo, lo que hace que el aceite se filtre en el sistema de escape y aumente drásticamente la producción de humo. Si se encuentra con este problema, debe consultar a su mecánico sobre su turbo de inmediato.

4) Humo de escape azul o negro

Una fuga de aceite en la cámara de combustión, como resultado de una carcasa del turbo agrietada, puede provocar que salga humo azul del tubo de escape. El humo negro, por otro lado, puede ser causado por un motor averiado, un filtro de aire obstruido, un conducto de admisión de aire obstruido al turbocompresor o un defecto en los inyectores de combustible de su motor. No importa la razón, el humo de colores nunca es una buena señal, y debe llevar su automóvil a su mecánico de inmediato.

5) ruido de sirena

Un turbo defectuoso puede resultar en un sonido de sirena fuerte proveniente del motor. Cuanto más fuerte sea el sonido, peor podría ser el problema. Aquí está el ruido de la sirena que generalmente resulta de un turbo defectuoso. Si escucha este ruido, debe consultar a su mecánico lo antes posible para que revisen su vehículo.

6) Luz "Comprobar motor"

Si bien la luz de "revisar el motor" es una señal de advertencia que lo abarca todo y que no señalará específicamente a ningún problema mecánico, puede significar una falla o falla del turbo. Si esto sucede, la luz de "revisar el motor" debería activarse en su tablero. Por supuesto, si la luz persiste y no está seguro de por qué, haga que su mecánico eche un vistazo.

Costos de reparación del turbo

Como es el caso de la mayoría de las piezas de automóvil, el costo de reparar un turbo dependerá en gran medida de la marca y el modelo de su vehículo.

Tenga en cuenta que debido a la enorme variedad de piezas y estimaciones de mano de obra, es difícil calcular los costos de reparación del turbo. Es por eso que siempre recomendamos hablar directamente con su mecánico y pedir una cotización antes de que haga cualquier trabajo en su automóvil.

También podría interesarte

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad