.

7 Consejos de conducción para no desgastar el embrague

7 Consejos de conducción para no desgastar el embrague

7 consejos de conducción para no desgastar el embrague

¿Qué es un embrague?

Los embragues se asocian típicamente a los automóviles, en particular a los de transmisión manual. Sin embargo, es posible que se sorprenda de que incluso los automóviles con transmisión automática también tengan embragues. De hecho, los embragues se utilizan en muchos artículos comunes como taladros o motosierras.

En general, un embrague es un dispositivo mecánico que permite la activación o desactivación de la transmisión de potencia en un dispositivo que tiene dos ejes giratorios, uno que es impulsado por un motor o una polea, y el otro que proporciona potencia de salida que impulsa otro dispositivo. .

El embrague conecta los dos ejes para que queden bloqueados y giren a la misma velocidad o desconectados para que los ejes giren a diferentes velocidades.

En un automóvil, un embrague es importante porque transmite la potencia del motor a la caja de cambios. También permite que la transmisión de potencia se interrumpa cuando se selecciona una marcha para mover el vehículo desde una posición estacionaria, o cuando se cambian las marchas mientras el automóvil está en movimiento. 

En un vehículo en movimiento, el motor gira todo el tiempo. El embrague ayuda al automóvil a detenerse al permitir que las ruedas se desconecten del motor sin necesidad de apagar el motor.

El estilo de conducción afecta el desgaste del embrague

El embrague está sometido a fricción constante y necesita ser cambiado después de muchos kilómetros.

Debido a esto, los embragues eventualmente se desgastan. Sin embargo, su estilo de conducción puede tener un efecto significativo en la duración del embrague de su automóvil. A continuación, se ofrecen algunos consejos sobre cómo conducir para prolongar la vida útil del embrague y ahorrar algo de dinero:

Algunos consejos desde coches de ocasión valencia para el mantenimiento de el embrague del coche.

  • Deja de ser un piloto de embrague. Conducir manteniendo el embrague parcialmente presionado es una forma segura de desgastarlo rápidamente. El pedal del embrague debe estar completamente pisado o intacto por completo.

  • Permanezca en neutral cuando se detenga. Cuando espere en los semáforos o en los cruces, cambie a neutral si va a estar detenido por un período de tiempo mientras acciona los frenos de mano para evitar rodar hacia adelante o hacia atrás. Mantener la primera marcha con el pie en los frenos ejerce una presión innecesaria sobre el embrague.

  • Evite usar el embrague para evitar rodar hacia atrás en una pendiente. Accione el freno de mano al arrancar desde una posición de parada en una pendiente. Pise el pedal del embrague y cambie a primera velocidad y alcance unas 3000 rpm. Suelte el embrague lentamente, luego suelte el freno de mano mientras pisa el acelerador.

  • Utilice el freno de mano al estacionar. Si es posible, use el freno de mano para evitar que el automóvil se mueva cuando esté estacionado, en lugar de dejarlo en una marcha. Esto reduce la presión sobre el disco de embrague cuando el automóvil está parado.

  • Evite las paradas repentinas. Es mejor desacelerar lentamente cuando vea tráfico detenido, un semáforo o cualquier otra razón por la que vaya a detenerse.

  • Evite los arranques de liebre. No acelere el motor mientras se aleja de una posición de parada.

  • Cambie de marcha rápidamente. En la medida de lo posible, no se demore al cambiar de marcha. Cuanto más tiempo mantenga presionado el embrague, más presión le pondrá cada vez que cambie de marcha.

Reemplazar un embrague puede resultar costoso. Tener en cuenta estos consejos de conducción sería de gran ayuda para sacar más provecho de su embrague.

discos embrague de coche

Síntomas de un problema de embrague

Como todas las demás cosas, a pesar de sus mejores intenciones y manejo cuidadoso, el embrague eventualmente se romperá. Aquí están las señales a tener en cuenta que indican problemas de embrague:

El embrague puede sentirse esponjoso. Una señal temprana de un embrague defectuoso es que se siente suave o “esponjoso” cuando está deprimido. Para verificarlo, haga una prueba de manejo y preste mucha atención a cómo se siente su embrague y qué tan lejos lo suelta antes de que se enganche. Si necesita soltar el embrague la mayor parte del camino, esto es una señal de que su embrague está desgastado.

  • Notas un olor a quemado. Un embrague defectuoso suele ir acompañado de un olor a quemado. Esto se debe a la fricción causada por el deslizamiento del embrague.

  • Se vuelve difícil cambiar. Si su automóvil no se engancha con suavidad y se sacude cuando cambia de marcha, esto es una señal segura de un problema. Esto es más evidente cuando se cambia a primera o marcha atrás.

  • Escuchas chillidos o chirridos. Si bien los sonidos extraños pueden significar otras cosas, escuchar un chirrido o chirrido al arrancar o detenerse cuando presiona el embrague puede significar un cojinete de liberación o un buje piloto desgastados o dañados. Aparte de estos sonidos, gruñir cuando se acciona el pedal del embrague también es un signo de problemas en el embrague.

  • Vibración. Las vibraciones o sacudidas cuando se suelta el embrague, especialmente cuando se acelera desde una parada, indican un problema en el mecanismo del embrague. Esto puede indicar disco de embrague, volante o placa de presión dañados o rotos.

Ser consciente de estos síntomas lo alertará para que lleve su automóvil a un mecánico temprano, mientras que el daño aún puede ser manejable.

También podría interesarte

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad